Ir al contenido principal

Entradas

En torno a... West side Story

En otros contextos (Prolegómenos-para-una-lucha-de-clases-8.html), venimos diciendo que la lucha de clases parte de la premisa de que una clase es la hegemónica, pero esa hegemonía no se actualiza como un interés de clase explícito, objetivado, sino que esa actualización puede y debe rastrearse entre las diferentes objetivaciones (clases) y sus relaciones. La idea es la siguiente: la clase hegemónica impone un tipo o modo de relación entre clase. Por lo tanto, lo que nos aparece como la lucha entre dos clases, la de los Jets (hijos estadounidenses de padres europeos), clase más o menos privilegiada, y la de los Sharks (los portorriqueños), la no privilegiada, debe leerse como el resultado del dominio de una clase hegemónica (que no se objetiviza en ningún contenido de clase explícito) sobre el resto (que se objetiviza en  diferentes ideologías concretas).
La ideología hegemónica es, en esencia, no ideológica, en el sentido de que no lucha contra otras ideologías, sino que las relacion…
Entradas recientes

De decantaciones y desbordamientos...

Como venimos diciendo, el lugar del antagonismo social fundamental es el reino de las necesidades privadas y se sostiene a través de un tipo de organización social de producción concreto. En un segundo momento, ese antagonismo social fundamental se desborda, decanta, en los demás niveles de la sociedad, el cultural, el estético, el religioso, abriendo la dimensión de lo público. Y la forma en la que se da ese desbordamiento/decantación es lo que llamamos lo político. Pero, la pregunta que se nos plantea es la siguiente, ¿cómo, y en qué sentido, una cuestión económica, que se refleja a través del antagonismo fundamental, puede dar lugar a ese espacio de lo político? En primer lugar, habría que diferenciar dos sentidos de lo económico. Por un lado, (1) lo económico haría referencia al hecho de que el hombre es un ser menesteroso, un ser obligado a satisfacer unas necesidades, en fin, un ser que necesita de un hogar; y por otro lado, (2) lo económico haría referencia a la cadena causal d…

Qué entiendo por república

Antes de empezar me gustaría detenerme un poco en el aspecto etimológico del término. El término república viene del latín, de res- (que significa cosa) y pública (que concierne a todos los ciudadanos, a lo común). En definitiva, la república trata de los asuntos que incumben a todos las personas que integrarían una comunidad política. Por extensión, la república sería el sistema político que se fundamenta en los aspectos comunes a todos los ciudadanos sin distinción de clases. La cosa pública, por tanto, implica ciertas ideas, y en esto seguimos a los ideales de la revolución francesa, de libertad, igualdad y fraternidad. Lo común se sostiene, sin duda, gracias a un marco legal de carácter universal o general. El ciudadano, bajo la república, no se somete a otra persona concreta, sino que se entrega a la ley. El gobierno de la república significa, por tanto, el gobierno de la ley.

Pero, ¿dónde queda el ámbito privado? Para llegar a lo privado vamos a dar un pequeño rodeo. Podemos de…

De Adorno a Lukâcs, y vuelta, pasando por Shostakovich

De Adorno a Lukàcs, y vuelta, pasando por Shostakovich Si algo me ha sorprendido en estos años de lectura de la obra estética de marxistas como Lukàcs y Adorno es la poca relevancia que tenía la música de Shostakovich. En Lukàcs la cosa es perdonable. En su voluminosa e inacabada Estética deja bien claro que lo suyo no es la música. Pero en Adorno, para los que amamos la música de Shostakovich, puede resultarnos extraño. Bien es cierto que sobre gustos no hay nada escrito, pero más allá de esto, y sabiendo que Adorno cuando hablaba de música, que ha sido mucho y con fundamento, lo hacía desde el punto de vista del teórico-crítico y no como un vulgar aficionado a deleitarse con los sonidos y sus armonías, vamos, lo que en términos decimonónicos se llamaría diletante, sería conveniente pensar, siempre aplicando nuestro método, el porqué de dicha ausencia y, si somos capaces, de considerar la posibilidad de que el mismo Shostakovich nos pueda aportar alguna solución a las antinomias, que …

La contradicción fundamental

¿A qué nos referimos cuando hablamos de la contradicción fundamental que pone en funcionamiento un cuerpo social concreto? ¿Por qué esa contradicción, en una época como la nuestra, es la contradicción del Capital?
Según Sohn-Rethel, esa contradicción está basada en la división entre trabajo manual y trabajo intelectual, la división entre mente y mano. Pero, ¿cómo se genera esa contradicción? En otras palabras, ¿en qué se apoya esa contradicción? En un objeto cualquiera, que en el caso del capitalismo es el dinero, la moneda. Es sobre ese objeto o cosa llamada dinero sobre la qué se articularía la diferencia entre trabajo manual -que lleva parejo el valor de uso- y el trabajo intelectual -que acompaña a lo quue llamamos valor de cambio. Esa contradicción se hace dialéctica en la acción propia del intercambio de mercancías entre sujetos.
El dinero, como mediador, hace posible que un objeto, con cierto valor de uso -digamos una manzana-, pueda ser intercambiado teniendo en cuenta, no ese v…

Apuntes dialécticos: Multiculturalismo y su reverso, el fundamentalismo

Apuntes dialécticos: Multiculturalismo y su reverso, el fundamentalismo Unos de los reproches más destacados a la sociedad actual postmoderna vienen de la mano de los ataques de los fundamentalistas religiosos. Europa, se dice, está dejando atrás sus raíces y, en su apertura a otras culturas, está viendo como su mundo está entrando en un vertiginoso declive moral, político y social. Y los Otros, que no entienden de toda esa cultura liberal-democrática que nos hemos ido labrando a lo largo de tanto tiempo, aprovechan esa apertura para lanzar un ataque demoledor. Nosotros, desde el punto de vista dialéctico, nos vemos tentados a pensar en el carácter complementario del “multiculturalismo” y el “fundamentalismo religioso”, entendidos como reflejos de una contradicción fundamental, la del Capital. Pero, ¿en qué medida son complementarios el “multiculturalismo” y el “fundamentalismo religioso”? Como las dos caras de una misma moneda, uno representa el anverso y otro el reverso de un mismo…

Sobre profesiones, el capital y el prójimo

Desde el punto de vista del nivel de desarrollo de las fuerzas productivas, el análisis de las profesiones nos puede servir para descubrir el modo en el que actúa la contradicción fundamental de una sociedad cualquiera. En este caso, hoy nos centraremos en la del “periodista”. Podemos decir, sin meter mucho la pata, que esta profesión es de las más modernas, si las comparamos con la del “maestro”, la del “albañil”, la del “herrero”. El periodista es una profesión actual y, por ello, muestra su especial vinculación con la época histórica que la ha promovido, la modernidad, y en términos económicos, sería el capitalismo, el fenómeno más moderno, el que pondría las bases materiales para que se desarrollase dicha profesión. Pero sería injusto por nuestra parte considerar esa relación como una relación cómplice: el periodismo no surge para servir al Capital, sino que las condiciones materiales que impone el Capital son las que hacen posible el periodismo tal como hoy en día lo conocemos, y…